Todo Digital

martes, agosto 23, 2005

TODAS LAS GENERACIONES EN UNA “PELOTA DE LETRAS”

Sólo a un joven colombiano se le hubiera ocurrido presentar en un escenario las generaciones por las que han pasado cientos de colombianos. Armado de una sencilla indumentaria, una carreta que le alcanza para dos horas y un micrófono, el bogotano Andrés López, retrata paso a paso las típicas vivencias de los colombianos.

“La pelota de letras”, esa de caucho que venía en colores verde, azul y violeta, y que formó parte de las jugarretas infantiles, cobra vida en la obra de este personaje, que inició echando sus cuentos en universidades bogotanas, justo cuando los viernes, el reloj indicaba que la jornada había finalizado.

Andrés López sabe como llegar a cada generación y aunque parece burlarse de algunas, esa no es su intención. Para él es una manera mostrar cómo somos en realidad, aunque muchas veces lo neguemos.

“La pelota de letras” empezó a rebotar en su propia casa y en la de sus amigos. Esos dichos y costumbres se convirtieron en la pieza clave para que este cienciólogo dejara rodar su imaginación.

Y lo hizo muy bien…Sólo que la pelota casi se le escapa de las manos porque el libreto original le dio parlamento para casi ocho horas…Pero ningún colombiano lo hubiera resistido.

Así que Andrés López, empezó a editar y a dejar los aspectos más representativos de las generaciones que él identifica desde 19….hasta nuestros días. Y no se equivoca, porque las risas cómplices y aplausos de los asistentes, en sus más de 300 funciones, dentro y fuera del país, así lo demuestran.


Cúcuta, una sola generación

Andrés López logró reunir durante dos noches a más de 1000 personas que escucharon durante dos largas horas el paso de una generación a otra.

Había público de todas las generaciones, cada una gozó según la época que el artista mencionaba. Por ejemplo, quien no recordó los tradicionales sermones paternos, detrás de los cuales se esconden expresiones como: “Se lo dije”, “yo no sé…usted verá”, “es mejor que no”, “es no era para usted”.

Y aquella con la que uno no sabe si se abre o se cierra una conversación: “deje así”, o las típicas vaciadas en medio de monosílabos sostenidos: “ahhhhhhhh”, “uich……”. Seguidas de frases como: “le queda terminantemente prohibido…”, o “mientras usted viva en esta casa se hace lo que yo diga…”, y esta que seguirá teniendo diversos tipos de respuesta: “Avise donde va estar”. Expresiones que aún se repiten y que pasarán de generación en generación.

El artista capitalino muestra los rasgos típicos de los pertenecientes a esa generación, es por eso que con una versatilidad asombrosa pasa de las niñas con copete de Alf hasta los niños con peinado de futbolista.

O de la rumba en casa, hasta la fiesta en bares en las que es común ver, como él cuenta, diversos cuadros románticos, que podrían servir para una telenovela.

Pero sin lugar a dudas la más divertida es su generación: la de la guayaba, donde según él, todos los de 1968 a 1974 se alimentaron con jugo de esa “mágica” fruta.

La misma generación del “Hombre nuclear”, “Abeja Maya”, “Heidi”, y otras comiquitas que según él le hicieron daño a la humanidad, pero no tanto como el que harán “Los Teletubbis”, o “ese dinosaurio morado”, muñecos perversos para su concepción porque se han encargado de trastornar a los pequeños de hoy en día.

En la generación de la guayaba, Andrés además se detiene en los bailes al estilo Wilfrido Vargas, en series como “Centella”, “Mazzinger Z”, “Meteoro”, al que cariñosamente llamó el Juan Pablo Montoya de aquella época, “Josemiel”, “Misión Imposible”, “El hombre nuclear”, entre otras.

Igualmente rememora los tradicionales camisones, cinturones anchos y los pantalones chicles, que en ese momento eran como son hoy, y también él lo describe, los bluyines descaderados, que tienen que acomodarse según el movimiento que sus usuarias hagan.

Otra de las comparaciones que hace es que las generaciones de antes sufrían por falta de tiempo, y las de ahora, por falta de minutos, y todo se resume en esta expresión: “mira llámame que no tengo minutos”.

Igualmente recuerda cómo los padres afanados por la permanencia argo rato de sus hijos en la calle, mencionaban la expresión: “éntrese que le va a dar el sereno”…Y era en ese preciso momento que “no había poder humano”, que lograra ese objetivo.

Así en medio de dos horas en las que el público no para de reír y el no cesa de hablar, ni para tomar agua, trascurre esta puesta en escena pasando por el típico paseo de olla, las tareas sin hacer el domingo a las 10:00 de la noche, el desprograme de algunos fines de semana, las reuniones en casa, el atari, el betamax, las comiquitas y muchas otras vivencias que identificaron a cada uno de los asistentes, sin importar a cual generación pertenecen.

Algunas expresiones generacionales

Deje así
Ya se le dio educación…ahora usted vera que hace
Yo no sé que va hacer usted con su vida
Miré…usted se tiro la vida
Éntrese que le hace daño el sereno y después le da un chiflón
Bregue hacer del cuerpo
Mejor no salga, mire que es peligroso
Si quieren les presto la sala
Yo a ustedes no les importo
Lea, pero déjeme ordenado el periódico
Alá…déjeme el recibo pegado ahí en la nevera que a nadie le estorba
Sigue ahí ensotado viendo televisión
ahhhhhhhhhh
Le queda terminantemente prohibido
Mientras usted viva en esta casa se hace lo que yo diga
Ahí está la puerta abierta
Avise donde va estar

Por una cultura

Se equivocan quienes afirman que en Cúcuta no hay espacio para la cultura. Al contrario, la capital nortesantandereana tiene público, no tan grueso como el de la capital de la república, pero existe.

La labor en este caso de la Fundación Cerámica Italia, permitió mostrarle a Cúcuta un espectáculo de altura, al estilo de esos a los que los capitalinos están acostumbrados: “La pelota de letras”.

La idea e intención de esta entidad es recuperar este recinto para ofrecer a los cucuteños actividad cultural y demostrar que en la ciudad se mueve y se siente el arte, en sus diversas manifestaciones.






Artículo elaborado por ANA MERCEDES SUÁREZ OSPINA. Para www.areacucuta.com

3 Comments:

  • Quiero decir que esta obra esta del putas en pocas palabras esta para nop perdrsela.

    By Anonymous Anónimo, at 1:28 p. m.  

  • uyyyyyyy me le quito el sombrero a este man de verdad que no hay que perdersela , aunque yo soy de la generacion del año 1981 o mas bien la generacion "Y" pues mi comportamiento no es asi como son las chinas de estrato , mas bien me criaron de la generacion de "X"una pregunta cuando el vuelve a presentarse ?? gracias

    By Anonymous Ani, at 6:52 p. m.  

  • buenisimo, de vd qu es lo mejor que he esccuchado y tiene mucha razon, yo soy de la generacion "y" pero tambn tengo muchas cosas de la "x" y me parece que su trabajo fue excelente, me imagino que le tomo tiempo, pero las cosas mas dificiles y duras de la vida son lass que de vd tienen valor...felicidades
    att: geraldine benavides.monteria-cordoba

    By Anonymous Anónimo, at 3:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home